Santa Fe. Un precandidato a concejal del PJ es uno de los 10 detenidos del presunto clan narco

Se realizaron 18 allanamientos en nuestra ciudad, en diferentes barrios del norte y uno en Cañada Rosquín. Todos están incomunicados.

Desde las primeras horas de este viernes, Inteligencia Criminal de la Prefectura del Puerto de Santa Fe realizó 18 allanamientos en nuestra ciudad y uno en la localidad de Cañada Rosquín, todos dentro del marco de una investigación que comenzó en octubre de 2016, por la presunta infracción a la ley nacional de estupefacientes N° 23.737.
 Como resultado de los mismos se detuvo a 10 personas: tres mujeres y siete hombres que quedaron arrestados e incomunicados y familiares entre sí. Entre ellos Luis “Coco” Bergallo, de 45 años, precandidato a concejal por la lista Compromiso Ciudadano, del justicialismo de Santa Fe. Además se secuestraron cientos de kilos de marihuana y cocaína.
 
Cabe destacar que los allanamientos se realizaron en los barrios Yapeyú, San Agustín y Cabaña Leiva, todos en el norte de la ciudad, además de en la cárcel de Las Flores -donde los resultados fueron negativos- y también otro en la localidad de Cañada Rosquín, en el departamento San Martín.
 
La hipótesis que manejan los investigadores señalan que “Coco” Bergallo y sus hermanos Darío Miguel y un tercero llamado Fabián David, gerenciaban el abastecimiento y distribución de droga en el norte y noroeste de la capital provincial, en complicidad con sus mujeres, cuyas identidades no fueron reveladas.
 
Darío Miguel está detenido en la cárcel de Las Flores, donde se produjo hoy uno de los allanamientos. Este hombre está acusado de “partícipe principal” del homicidio calificado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Carlos Alberto Farías; y la tentativa de homicidio de su hermano Gerardo David Farías.
 
Ese hecho ocurrió en noviembre del año pasado, cuando los Farías fueron atacados a tiros en una persecución en la Circunvalación Oeste, a la altura de la planta de tratamiento de residuos. Carlos Alberto falleció. El hecho derivó en movilizaciones a Tribunales, en pedido de Justicia.
 
Los pesquisas también evalúan el rol que cumplían dos efectivos policiales de apellidos Nazara y Maldonado. De acuerdo a lo que ha trascendido, hay escuchas telefónicas que demostrarían que participaban activamente de la comercialización de la droga, además de “cubrir” que el negocio marchara sin interferencia de la Policía.
 
Vale señalar que el allanamiento fue pedido la semana pasada por el fiscal federal N° 2, Walter Rodríguez. El juez federal N° 2, Francisco Miño lo ordenó hoy. (Fuente: Diario Uno Santa Fe. Edición y foto encabezamiento: nuestras).
FB