Santiago del Estero. Ingresó a una casa, abusó de una adolescente en silla de ruedas y la familia de la víctima lo linchó

Tíos y primos de la jovencita le tendieron una trampa y lo citaron en una estación de servicio, allí le propinaron una brutal golpiza y lo entregaron a la policía.

El chofer de un automóvil afectado a una empresa de remises fue detenido en la tarde de ayer, acusado de ingresar a una casa y abusar de una menor que se encontraba sola, postrada en su silla de ruedas.

Según informó la policía, el aberrante episodio se registró durante la mañana del miércoles cuando el remisero -residente en la localidad de Manogasta– arribó a la casa de la víctima del Bº Siglo XX.

Las fuentes consultadas revelaron que la madre de la niña, de profesión enfermera, desde hace varios años abona una cuota mensual para que su hija sea buscada por un remís de la empresa y la traslade hasta el colegio donde concurre.

El miércoles, la menor -de 14 años- no tenía clases, por lo que su madre llamó a la empresa para avisar que no debían pasar por su hija. Esta situación le habrían informado al acusado, -de 37 años- quien de todas manera se presentó en la vivienda y la sometió a sus bajos instintos.

El repudiable hecho fue descubierto cerca de las 13 cuando la madre de la menor regresó a la casa y la notó muy extraña. Al ingresar a la habitación descubrió que las sábanas y la cama estaban desordenadas y en el piso.

De inmediato, la enfermera comenzó a interrogar a su hija y ella le contó que el acusado, “Diego S.” había ingresado a la pieza cuando ella estaba acostada.

Imaginando lo peor, nuevamente se dirigió a la habitación de la menor y advirtió que tanto la ropa de cama como la de la menor estaban mojadas.

La enfermera se presentó en la Seccional 51 y narró la situación. Allí los uniformados la trasladaron hasta la Comisaría Nº1 del Menor y la Mujer donde finalmente radicó la denuncia. El fiscal de turno, Dr. Rubén Alfonzo, ordenó que fuese examinada por el médico de Sanidad y contenida por un psicólogo.

Mientras que el remisero fue trasladado al Hospital Regional para ser asistido por las heridas que presentaba.

Los vecinos de la estación de servicio se mostraron indignados por lo sucedido, pero mediaron para que la situación no terminara en una tragedia peor. (Fuente: El Liberal. Edición: nuestra).

FB