Nacionales. “Grooming”, un ataque sexual por vía virtual, que muchos padres desconocen

“Se trata de un nuevo tipo de problema, consistente en acciones deliberadas por parte de un adulto para establecer lazos de amistad con un niño en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor. Muchas veces, el hecho termina en un abuso sexual.

El acoso sexual de menores a través de las redes sociales es un tema que cobra protagonismo en la Argentina, y Santiago del Estero no está exento de ello. El “grooming”, como se denomina legalmente a este ataque, no lidera las estadísticas de denuncias en la provincia, pero sí se concretaron algunos casos, lo que originó la preocupación tanto de padres como de profesionales que velan por la integridad física y psicológica de los niños.

La “estrategia” utilizada por los acosadores de menores es perfectamente factible y las consecuencias pueden ser devastadoras, ya que una vez iniciado el daño es irreparable. Por fortuna es sencillo de evitar, e incluso de contener en los primeros momentos.

Teniendo en cuenta la gravedad que el grooming representa para la comunidad infantil y la preocupación que existe entre los padres en torno de este ataque, es que esta semana, en “Puntos de Vista”, profesionales aportan su mirada respecto del tema y brindan consejos a los adultos a fin de evitar, o bien detectar si un niño está siendo víctima de los acosadores sexuales a través de las redes sociales.

La licenciada en Psicología, Emily Azar, y el ingeniero en Informática, Raúl Ola, abordaron la temática desde su óptica profesional, y ambos coincidieron en que “para evitar el ataque, es fundamental el control de los padres en el uso de las redes”.

“Sabemos que hay un alto índice de abusos infantiles y las personas que son abusadoras, en su mayoría han tenido algún trauma o alguna relación en la que han sido víctimas de abuso y se convierten en un verdugo a través de una computadora. El acosador suele tender a la compulsión, no tolera el estrés y suele ser empático”, alarmó Azar.

El grooming es una práctica online de ciertos adultos para ganarse la confianza de un (o una) menor fingiendo empatía, cariño, etc. con fines de satisfacción sexual (como mínimo, y casi siempre, obtener imágenes del/a menor desnudo/a o realizando actos sexuales). Por tanto está muy relacionado con la pederastia y la pornografía infantil en Internet. De hecho el grooming es en muchas ocasiones la antesala de un abuso sexual.

El Ing. Ola sostiene que “hay muchas herramientas informáticas y aplicaciones que sirven para controlar, pero para cuando ya se estableció la relación. Por ejemplo, es muy difícil que las aplicaciones detecten el lenguaje. Sin embargo, donde actúan las defensas es en el intercambio de las imágenes. Por ejemplo en Instagram Facebook automáticamente bloquean una imagen que tenga partes íntimas y antes de subirla a la red la bloquea”.

Vale destacar que la ley 26.904 promulgada en el mes de diciembre del año 2013, incorpora al Código Penal Argentino un nuevo delito que es conocido internacionalmente con el nombre de “grooming”. Por tanto, el Art. 131 indica que “será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”. (Fuente: EL Liberal. Edición y foto encabezamiento: nuestras).

FB