Nacionales. Si el que lo dice es un fiscal estamos “al horno”. El fiscal Di Lello admitió que “es difícil controlar los gastos de campaña”

El único fiscal con competencia en la Cámara Nacional Electoral aseguró que “las rendiciones son complejas” y que si bien “no son un dibujo, tienen grises”. Hay ocho auditores para más de 600 partidos

 
“El sistema de control de gastos cuanto menos hace que sea muy difícil controlar en tiempo y forma y que sirva para lo que fue creado. Las rendiciones son complejas. No son un dibujo, pero tienen grises”, dijo.
 
En materia electoral, la misión de Di Lello es impulsar investigaciones, controlar los gastos de las campañas y promover sanciones a los partidos que violan la legislación. Citó casos como el del 2007, cuando su Fiscalía descubrió que entre los aportantes al Frente para la Victoria (FpV) estaba Martín Lanatta, luego detenido por el caso de la efedrina, y explicó que “las empresas no pueden aportar a la campaña”, aunque sí “al desenvolvimiento del partido”.
 
De todos modos, asumió que “hay casos que se están investigando” porque “en plena campaña, aunque no podían hacerlo, hubo aportes de las empresas a los partidos”. En este sentido, aclaró que esas situaciones irregulares se dan “en todos los partidos”.
 
El fiscal consideró que que “tendría que haber un criterio de aportes absolutamente estatales y nada más” o, de lo contrario, “un sistema libre, amplio, y el que encuentre algo que no corresponde, lo denuncie”.
 
“Hoy hay una inautenticidad respecto de cómo se tratan los costos. El sistema perdió autenticidad porque cambió el mundo. Hoy los partidos son una ficción para poder hacer los frentes y tener fondos”, puntualizó.
 
Di Lello reconoció que es poco que haya sólo ocho auditores en la Cámara Nacional Electoral, pero consideró que “si ponen a 100 tampoco va a funcionar con más de 600 partidos y una economía en negro”.
 
Respecto a si se respeta el inicio de la campaña 30 días antes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), consideró que si hacía “una acción contra todos los partidos” por no cumplirla sería “jugar a tocar el horizonte”. “Con el anterior gobierno, en el Fútbol para Todos, veías presidencia Fulano, gobernación Mengano. Ahora es lo mismo. Uno debe regular sólo lo necesario para respetar el flujo de la realidad. Si no, son jueguitos para la hipocresía”, puntualizó Di Lello. (Fuente: 
FB