Santiago del Estero. Condenan a 17 años de prisión al pediatra Julio Oscar Guido Pérez acusado de abusar sexualmente de su propia hija

En un veredicto unánime, la Dra. Elida Suárez de Bravo. José Luis Guzmán y María Eugenia Carabajal resolvieron condenar al médico, por abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores.

11/08/2017 –

Además se hizo lugar a la demanda Civil por una suma de 780.000 pesos, que deberá ser pagada en un plazo de 10 días. También deben hacerse efectivos los trámites para que el médico sea trasladado al penal, donde cumplirá su condena.

Después de una compleja investigación y un dilatado proceso, el pediatra acusado de abusar sexualmente de su propia hija enfrentará hoy al tribunal que lo juzga y conocería el veredicto al que llegaron los jueces.

Hace una semana, la defensa del acusado terminaba con los alegatos que solicitaban su absolución. Por su parte, la querella había requerido una pena de 35 años de cárcel y la prohibición de que ejerza como pediatra por el mismo plazo; mientras que la Fiscalía solicitó una condena de 20 años de prisión.

El caso tuvo una amplia repercusión en la comunidad que desde sus orígenes siguió cada paso que se dio en la investigación, así como también las diferentes instancias que se fueron sorteando a partir de los planteos que realizaban los abogados del médico.

El origen

Como se recordará, el supuesto abuso salió a la luz a finales de 2013 cuando la madre de la pequeña y ex pareja del acusado se presentó en la Comisaría Nº2 del Menor y la Mujer y denunció que su hija (tenía 6 años en ese momento) le había revelado a la psicóloga que su padre la sometía sexualmente.

Tras concretar las primeras medidas, la fiscal Inés Presti de Munar solicitó la orden de detención del pediatra, la cual se concretó en la vivienda del médico sobre calle Pedro León Gallo de la vecina ciudad en marzo del 2014. Desde entonces se encuentra privado de su libertad.

Debate

Durante el juicio prestaron testimonios amigos del entorno de los protagonistas, familiares, la denunciante -testificó tres días consecutivos-, se reprodujo la Cámara Gesell a la niña y declararon psicólogos y forenses.

Entre las evidencias que presentó el Ministerio Público se encuentra el examen físico-ginecológico realizado a la menor, quien en tres oportunidades se rehusó a que los médicos la revisaran, lo cual habría develado que presentaba vejaciones de viaja data. También informes psicológicos contundentes realizados a la menor, así como al acusado y a la denunciante.

A lo largo del debate oral, el tribunal integrado por los Dres. Élida Suárez de Bravo, María Eugenia Carabajal y José Luis Guzmán escuchó cada uno de los argumentos vertidos por las partes. En esta jornada, antes de dictar su sentencia, deberán resolver las nulidades requeridas por la defensa del acusado. Posteriormente, darán a conocer su veredicto, que puede significar una dura pena para el pediatra al que le endilgan el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado y corrupción de menores”.

Está previsto que la audiencia se retome a las 10.30 en el Centro Judicial bandeño, bajo un fuerte operativo de seguridad.

Si bien el acusado ya declaró durante el debate y negó su responsabilidad en el hecho investigado, deslizando que otra persona fue la que abusó de su hija, tendrá derecho a hacer uso o no de la última palabra.

Posteriormente, los miembros del tribunal darán a conocer su veredicto y así se cerrará este caso que mantuvo en vilo a la comunidad santiagueña todos estos años. (Fuente: El Liberal. Edición y foto encabezamiento: nuestra).

FB