Detuvieron a Adrián Rodríguez, jefe de la Unidad Regional V

Fue en el marco de una investigación que llevan adelante los fiscales del Ministerio Público de la Acusación, por la presunta comisión del delito de “cohecho”. Tras su aprehensión allanaron su despacho y su residencia personal en la Jefatura local.

 


imagen

El titular de la Unidad Regional V será indagado en las próximas horas.

Poco después del mediodía de la víspera, oficiales pertenecientes a la Dirección de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Santa Fe, detuvieron al jefe de la Unidad Regional V del departamento Castellanos, el Director de Policía Adrián Guillermo Rodríguez.
De acuerdo a lo que pudo saberse la detención se debe a una causa en la que se investiga el presunto delito de “cohecho” o pedido de coimas, cuestión que en la que trabajan los fiscales del Ministerio Público de la Acusación, María Laura Martí y Roberto Apullán. El pedido de allanamiento fue solicitado por los fiscales al titular del Colegio de Jueces Penales, el Dr. Sergio Carraro.
El procedimiento de aprehensión se llevó adelante en el despacho de la Jefatura de la Unidad Regional V ubicada en Bv. Santa Fe y Av. Mitre y en la oportunidad el personal actuante también allanó esa oficina y la residencia asignada al mayor Rodríguez, ubicada en la planta alta del edificio donde funciona la Jefatura departamental.

La investigación.

El mes pasados distintos medios periodísticos del país daban cuenta de lo que sucedía en nuestra provincia. El diario Clarín señalaba lo siguiente: “Un nuevo escándalo sacude por estas horas a la Policía de la provincia de Santa Fe, ahora por el supuesto cobro de horas extras que agentes de la Unidad Regional I cumplirían en su horario de trabajo.

“Habría más de un centenar de involucrados en estas maniobras ilegales”, confirmó una fuente judicial. Una de las fiscales a cargo de la investigación, María Laura Martí, denunció “presiones” en torno a esta causa.
Según el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, se trata de las horas OSPE (Orden de Servicio Policial Extraordinario) del período 2015-2016.
Si bien se estima que pasarán algunas semanas para que todos los sospechados comiencen a transitar los pasillos de tribunales como imputados, trascendió que los delitos que se investigan son falsificación de documento público, defraudación a la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público.
“Los llamados a audiencias imputativas han sido suspendidas por superposición. Por las medidas que se están llevando a cabo, es preferible mantener reserva para que no se entorpezca la investigación”, sintetizó la fiscal Martí.

FUENTE: DIARIO CASTELLANOS.

FB