La insensibilidad del gobierno nacional, pesa en la provincia: según Nación, las facturas de la EPE llegarían con un aumento del 31% en febrero

La empresa provincial analiza el impacto que tendrá en los usuarios los nuevos incrementos.

La suba se daría en dos veces, un 18% en diciembre y un 13% acumulativo en febrero. Se trata de la energía mayorista que Cammesa le vende a la EPE.

Por estas horas, la Empresa Provincia de la Energía analiza el impacto que tendrán en la provincia de Santa Fe los nuevos aumentos anunciados en el mercado mayorista. Es decir, aquella energía que Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) le vende a la empresa santafesina.

Fuentes de la EPE señalaron a UNO Santa Fe que los técnicos de la empresa siguen trabajando en la resolución del Ministerio de Energía de la Nación y que todavía no se puede precisar el incremento que deberán afrontar los santafesinos.
 
Sin embargo, a través de un comunicado oficial, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación estimó el impacto en las facturas de energía eléctrica en las diferentes provincias. En el gráfico se describe que la suba en la tarifa de la Empresa Provincial de la Energía sería de un 18% en diciembre y un 13% acumulativo en febrero. Se aclara que el cálculo está pensado para un “usuario residencial con consumo de 300 kWh/mes” y que la “proyección fue realizada en base a los cuadros tarifarios publicados a noviembre de 2017”
 
A nivel nacional, se estima que las tarifas de consumo de electricidad se incrementarán a partir de hoy en un 19%, pero con la suba programada para el 1 de febrero acumularán un aumento promedio de 34%. Así lo informó hoy el ministro de Energía y MInería, Juan José Aranguren, quien añadió que las de gas tendrán un incremento medio de 45% para los usuarios residenciales.
 
El ministro destacó que los nuevos precios responden a “la continuidad del proceso de adecuación de los cuadros de tarifas para normalizar el servicio de electricidad y gas, cumpliendo con los preceptos de gradualidad y previsibilidad sugeridos por la Corte Suprema de Justicia“.
 
También subrayó que estos ajustes “son necesarios para entrar en un sistema de generación eléctrica y de gas sustentables en el tiempo y que reduzca nuestra dependencia de la importación, para así lograr que se genere más trabajo en Argentina“.
 
Los usuarios que logren una reducción en su consumo de 20% o más, respecto del mismo período del 2015, obtienen un descuento del 10% sobre el precio estacional. “En este aspecto, se redujo la condición de ahorro que hasta ahora había sido de 30% para recibir la bonificación”, destacó Aranguren.
 
En cuanto a la tarifa social, en el caso de la electricidad y de acuerdo con los números mostrados por el ministro, será de $ 55 por mes; y para el gas de $ 63. (Fuente: Diario Uno santa Fe. Título, edición y comentario: nuestros).
FB