La UOCRA de Bahía Blanca aplicaba el modus operandi “Pata” Medina: aprietes, peajes y caja personal.

Los sindicalistas paralizaban obras con falsas quejas gremiales para sacarle beneficios a los empresarios.

Cobraban “peajes”, extorsionaban y hacían caja para su propio beneficio. Los jefes sindicales de la UOCRA de Bahía Blanca practicaban un modus operandi similar al del detenido gremialista Juan Pablo “Pata” Medina.

Los empresarios del sector padecieron durante años los aprietes y amenazas de los jefe del sindicato de la construcción en Bahía Blanca, Humberto Monteros y del exsecretario general adjunto, José Burgos. Ambos quedaron detenidos esta madrugada como los cabecillas de una asociación ilícita dedicada a extorsionar.

Bastó con que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal expusiera públicamente -en base a quejas de empresarios del sector- los negociados y los malos hábitos de la seccional de la construcción de Bahía Blanca para que el fiscal General Juan Pablo Fernández iniciara una investigación de oficio.

FUENTE: TN

Deja un comentario

FB