La frase de Carlos Tevez, un puntapié para sacar del clóset al mundo del fútbol

La opinión del emblemático futbolista encierra una serie de prejuicios y estereotipos que llevan a pensar cuáles son los valores en el deporte y por qué no hay jugadores profesionales abiertamente gays.

Hay 28 equipos en la Primera División del fútbol argentino. Cada uno tiene un plantel compuesto por entre 20 y 30 profesionales. Algunos, tal vez más. Eso nos indica que, por lo menos, hay 560 jugadores en la máxima categoría. Ninguno de ellos es abiertamente gay.

Según diversos estudios, se calcula que entre un 6 y un 8% de la población mundial tiene una orientación sexual disidente, es decir, aquella que está por fuera de la norma impuesta socialmente (que en nuestro caso es la heterosexualidad). Entonces, ¿el mundo del fútbol está ajeno a la estadística o el tema es tan tabú que nadie se anima a decirlo? Sabemos de sus novias famosas o con miles de seguidores en Instagram, escuchamos de sus esposas que muchas veces -abnegadamente- dejan de lado sus objetivos personales para acompañarlos en carreras que pueden llevarlos a lugares recónditos del mundo. Pero, ¿por qué nunca nos hemos enterado nada de un novio, un marido?

Carlos Tevez, en la previa de su regreso oficial a Boca Juniors tras un paso con escasos méritos por China, lanzó una frase a todas luces discriminatoria. “Yo a Lito lo llevo al barrio conmigo (…) si no lo llevo a que le den un par de cachetazos, está ahí de doblar la muñeca”,dijo y provocó las carcajadas de los periodistas presentes.

FUENTE : INFOBAE

Deja un comentario

FB