Parece que se va nomás Javier González Fraga del Banco Nación. En medio de la peor crisis financiera del Gobierno, el hasta ahora titular del la entidad habría hecho saber que no retornará de la licencia que se toma por estos días en España y que deberán buscarle reemplazante.

Las diferencias de González Fraga con la política económica, especialmente con las medidas que toma su par del Banco Central, Federico Sturzenegger, ya harían insostenible su continuidad al frente del Nación.

El tema es que, al menos por el momento, quien capitanea tan importante institución bancaria, en el marco de la corrida cambiaria que el Gobierno no acierta a controlar, no es otro que el inefable Juan José Gómez Centurión.

El ex carapintada, fiel ladero de Macri desde hace años, es nada menos que el principal apuntado por la tragedia de Iron Mountain, el incendio intencional que costó la vida a diez bomberos. Aunque, sin embargo, no fue procesado, a diferencia de otros doce funcionarios que no tuvieron tanta suerte.

También fue protagonista de un escándalo cuando fue titular de la Aduana. En ese caso, desde el propio gobierno lo habían denunciado por irregularidades. Mágicamente, también zafó en esa causa.

Otro hecho por el que se lo recuerda es una participación televisiva hace casi un año y medio, cuando aseguró que durante la dictadura “no existió un plan sistemático para desaparecer personas” y cuestionó la cifra de 30.000 desaparecidos con la frase “No es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras”. (Fuente: Infonews).