Ruta del dinero K | Casanello pidió que se entrecrucen los llamados de Cristina y Lázaro Báez.

Es para saber si la expresidenta era ajena a las maniobras de lavado de dinero del empresario.

Al borde del inicio de la feria judicial, el juez Sebastián Casanello ordenó que se entrecrucen los llamados entre Cristina Kirchner y el empresario Lázaro Báez, en la causa de la ruta del dinero K.

El magistrado pidió que se revisen las comunicaciones entre los teléfonos celulares y los de línea, tanto de secretarios privados como de colaboradores y allegados a los dos involucrados.

Casanello busca demostrar que existió un vínculo entre los imputados. Y tomó la decisión a partir de un pedido de la Cámara, según informó Luis Majul en América.

Pese a estar procesada en múltiples causas, como Hotesur, Los Sauces, Vialidad y el Memorándum de Entendimiento con Irán, el juez nunca había solicitado investigar a Cristina en la ruta del dinero K. El caso, además de Báez, tiene detenidos a los exempleados de la “cueva” conocida como “La Rosadita”.

Casanello pidió el análisis de las llamadas entrantes y salientes de 78 líneas (entre teléfonos fijos y celulares de Cristina y sus colaboradores más íntimos), en el plazo que va desde 2010 hasta 2013. “En ese momento, Báez empezó a lavar dinero de forma desesperante”, señalaron en el programa.

¿Cuál es el objetivo de esta medida? El magistrado buscará probar si la expresidenta era ajena a las maniobras del empresario o, caso contrario, si estaba al tanto y “colaboraba para que siguiera haciéndolo”.

Fuente: tn

Deja un comentario