NACIONALES. LOS SINDICATOS QUE CARNEREARON EL PARO

Los herederos del “Momo” Venegas no pierden las mañas.

El rechazo popular al ajuste de Macri y los gobernadores se expresó de forma contundente en el masivo paro del día de hoy, pero no hizo mella en la burocracia sindical más estrechamente adherida al gobierno nacional.

Mientras el triunvirato de la CGT concibió el paro como una medida aislada, sin movilización ni piquetes, que descomprima las energías de lucha de la clase obrera, los restos de las “62 Organizaciones peronistas” expresaron directamente en un comunicado su rechazo a esta acción elemental de la clase obrera, insistiendo en que “tenemos que seguir por la vía del diálogo con el gobierno nacional” –el mismo que viene de acordar nuevos sacrificios nacionales con el FMI y los gobernadores, que agravarán el cuadro de hambre, desempleo, retroceso salarial, tarifazos y degradación de la salud y la educación.

En el boicot al paro se anotaron el gremio de trabajadores rurales Uatre (cuyo secretario general, Ramón Ayala, continúa la línea de entrega total de su antecesor “Momo” Venegas y se encuentra comprometido en el escándalo de los aportistas truchos de Cambiemos), el de taxis liderado por José Ibarra (impulsor de la campaña del macrismo en Salta), el de remiseros de Alejandro Poli (quien contó con el apoyo de Triaca para apropiarse de la obra social del otro sindicato del rubro y para expandirse nacionalmente pese a denuncias de fraude en la afiliación), la gremial química de Fabián Oscar Hermoso (quien prepara junto a Triaca su golpe sobre la otra federación del sector) y la de Gas de Oscar Mangone (un hombre tan íntimo de Triaca como del Papa Francisco).

Los herederos del fallecido “Momo” Venegas –uno de los burócratas sindicales que más se comprometió con la campaña que llevó a Macri a la presidencia– muestran así su apoyo a la “gobernabilidad” del ajuste –un compromiso que caracteriza también al triunvirato convocante al paro, como mostró la presencia de este en la reunión con los gobernadores para convalidar el presupuesto del FMI.

En la vereda de enfrente, el sindicalismo combativo participó hoy del paro con piquetes y concentraciones en todo el país, buscando darle carácter activo y abrir un sendero de lucha hacia la huelga general, para derrotar el ajuste de Macri y los gobernadores. (Fuente: Prensa Obrera).

Deja un comentario