NACIONALES. EL PERONISMO NECESITA UN BRÚJULA

Tras la foto del peronismo no K el partido debate su identidad

Una imagen y mil palabras: entre la cautela y la crítica directa, el lanzamiento del espacio “Alternativa Nacional” que lideran Urtubey, Schiaretti, Pichetto y Massa sigue generando repercusiones hacia el interior de la oposición.

Desde que se hizo público el encuentro que el último jueves por la tarde mantuvieron los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba), el jefe del bloque Justicialista de senadores, Miguel Pichetto, y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y que quedó cristalizado en una foto -con el detalle de la cabecera vacía-, las reacciones dentro del peronismo no se hicieron esperar. El espacio “Alternativa Nacional” busca constituirse como una opción a la dicotomía planteada por el gobierno nacional: reelección o kircherismo, de cara a los comicios generales del año próximo.

En la imagen, que provocó una avalancha de opiniones y especulaciones se observan también varias sillas vacías que, en las próximas semanas se espera que sean ocupadas por otros referentes del PJ.

Para Daer es “un error”

El jefe del sindicato de trabajadores de la Sanidad, Héctor Daer, uno de los miembros del triunvirato que conduce a la CGT, consideró como “un error estratégico gravísimo” que un sector del peronismo busque una alternativa al kirchnerismo. “No nos sirven los que se unen para dividir”, subrayó en declaraciones en las que además sostuvo que al gobierno “lo único que lo preocupa es la estabilidad del dólar”.

“Si no encontramos un síntesis de un peronismo unido y dejamos de lado la posibilidad de dos alternativas, me parece que (el presidente Mauricio) Macri tiene posibilidades de ganar”, advirtió. “Los laburantes no estamos para correr el riesgo”, agregó. En ese sentido, dijo que su sector quiere “un peronismo unido”, porque “con un gobierno peronista todo es distinto, porque la mirada es diferente”, más allá del sector interno que represente.

Randazzo busca posicionarse

Por su parte, el líder del Frente Cumplir, Florencio Randazzo, seguirá esta semana con una serie de contactos públicos, y también reservados, con gobernadores, legisladores, dirigentes del PJ bonaerense y movimientos sociales, para posicionarse en la dinámica interna del peronismo, con vistas a 2019, como un garante de la reconstrucción del “pacto de representación política, que en la Argentina está roto”. Portavoces del ex funcionario de Cristina Kirchner confirmaron que Randazzo se reunirá esta semana con el ex gobernador de Santa Fe y actual presidente de la cámara de Diputados de esa provincia, el socialista Antonio Bonfatti; y también con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, de la liga de gobernadores del PJ.

La semana pasada, se mostró con el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, el mismo día del lanzamiento de “Alternativa Nacional”. Aunque -aseguran desde el sector- “ese encuentro ya estaba pautado”.

Cautela de Rossi

A todo esto, el presidente del bloque FpV-PJ de la Cámara baja, Agustín Rossi, se mostró cauteloso pero un tanto crítico respecto del objetivo del nuevo espacio peronista presentado en sociedad el jueves pasado. “Algunas de las declaraciones de sus dirigentes parecen adelantar que es un espacio político que va a dividir a la oposición”, sostuvo el diputado santafesino.

“No me parece mal que se junten cuatro dirigentes en tanto y en cuanto sea en el sentido de generar una gran unidad de la oposición -aclaró-, pero si la premisa es dividir la oposición, sin dudas que favorece a Macri”.

De todos modos, señaló que “no hay que magnificar demasiado lo que pasó con esta foto, hemos visto mucha fotografía que después quedaban antiguas porque no iban para delante ni para atrás.Son encuentros que tienen mucho impacto superestructural y poco impacto en el conjunto de la sociedad argentina”. (Fuente: El Litoral).

Deja un comentario