NACIONALES. ECONOMÍA EN CRISIS: LA SEGUNDA RECESIÓN DE MACRI Y LA ECONOMÍA EN ROJO

A GRAN VELOCIDAD HACIA UN CHOQUE FRONTAL

La Argentina entró oficialmente en recesión. Cayeron las importaciones. Los desequilibrios y los vencimientos de la deuda se amontonan. Aumenta el malestar, pero hay sectores que enfrentan el saqueo.

La economía cayó en septiembre un 5,8 % interanual, así entró oficialmente en recesión, al acumular dos trimestres de saldo negativo, según el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) publicado por el INDEC.

Es la segunda recesión durante el Gobierno de Macri, difícilmente la economía se recupere el año próximo. Incluso el FMI en un escenario optimista habla de caída del PBI de 1,7 % para 2019.

El acuerdo con el organismo, la rigidez monetaria y fiscal junto a un abultado crecimiento de los vencimientos de la deuda oscurecen el panorama económico.

Mientras la economía está con respirador artificial crece el malestar en las calles y hay sectores de trabajadores como del Astillero Río Santiago, del Hospital Posadas, y Siam que enfrentan el ajuste.

Macri la próxima semana jugará a ser líder mundial en la cumbre del G20 y recibirá con los brazos abiertos y una ciudad militarizada a los presidentes de los países imperialistas que saquean a países como Argentina y Grecia, xenófobos y misóginos como Donald Trump, entre varios otros.

Baja de importaciones y de la actividad económica

La actividad económica acumuló una baja de 1,5 % en los primeros nueve meses del año. En septiembre la contracción fue producto de una merma del 10,8 % en la actividad industrial, del 12,8 % en el Consumo Mayorista y Minorista, del 2,9 % en la Construcción, y una merma del 4,6 % en el sector del transporte.

La disminución no fue superior porque el sector agropecuario subió un 2,2 % por el inicio de la cosecha fina (trigo).


El Indec dio a conocer ayer otro indicador que muestra la recesión. En octubre las importaciones se desplomaron un 18,2 % hasta llegar a los U$S 5.077 millones mientras que las exportaciones aumentaron un 1,4 % hasta los U$S 5.354 millones. Se registró un superávit comercial U$S 277 millones.

La consultora Radar explicó al diario Ámbito que “tal como sucede históricamente durante los episodios devaluatorios en Argentina, el ajuste de las cuentas externas se relaciona, al menos en el corto plazo, a la caída de las importaciones como consecuencia de la menor actividad económica provocada por la aceleración inflacionaria. Las exportaciones, por distintos motivos, tardan en reaccionar al nuevo tipo de cambio” y advirtió que “el año cerraría con un déficit cercano a los U$S 4.000 millones”.

Despidos y suspensiones

El derrumbe de la economía se refleja en la pérdida de empleo y el aumento de los despidos y suspensiones.

El Centro de Economía Política (CEPA) analizó que la evolución de los despidos y suspensiones en los primeros diez meses de 2018 alcanzó los 56.969 casos, correspondiendo 15.825 casos a empleo público y 44.144 a empleo privado. Esto significa que hubo un promedio de 6.000 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros diez meses de 2018.

El informe de CEPA advirtió que “si se consideran los datos de los primeros diez meses de 2017, los despidos y suspensiones en el mismo período de 2018 superan en 17.785 casos a los del año anterior. Esto representa un incremento de 576 % en 2018 respecto de 2017”.

En tanto, el empleo registrado se contrajo. Según datos del Ministerio de Trabajo entre diciembre del 2017 y agosto de este año la cantidad de trabajadores registrados cayó en casi 105.500.

Las mayores bajas de observaron en los trabajadores independientes, que se contrajo casi en 86.900. De este sector lo que más descendió es el monotributo social y retrocedió a los niveles de 2015.

Los trabajadores del sector privado disminuyeron en aproximadamente 31.000, en especial en los meses de mayo a julio. Entre diciembre del año pasado y agosto de este año se perdieron casi 30.000 puestos registrados en la industria, casi 8.700 en la construcción, más de 5.100 en el comercio y más de 4.300 en el transporte. En especial en la industria desde noviembre de 2015 a la actualidad se registraron 92.800 empleos menos que en noviembre de 2015.

Aumenta el malestar

La crisis se profundiza, pero las burocracias sindicales se hacen las distraídas y el Gobierno desactivó el llamado a un nuevo paro general con un mísero bono que no cubre ni el 21 % de lo que perdieron los salarios.

Sin embargo, hay sectores que están enfrentando el saqueo de Macri y el FMI en las calles. Los trabajadores de Siam demostraron que hay otro camino ante los cierres de las empresas y los despidos.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago marcharon esta semana para exigir que se garantice el presupuesto para que haya producción y se proteja el empleo.

Además, los trabajadores de la salud se movilizaron en todo el país contra los ataques al salario y la carrera profesional; y los docentes y estudiantes contra la creación de la UniCaba.

Estos sectores muestran que el ajuste se enfrenta ahora y no hay que esperar al 2019. Las recetas de déficit cero y endeudamiento nunca terminaron bien para los trabajadores y los sectores populares. Que la historia no se repita. (Fuente: La Izquierda Diario)

Deja un comentario