HUMBERTO PRIMO. ANTE LA LEY: ¿HAY HIJOS Y ENTENADOS?.

SORPRENDENTE RETICENCIA EN LA INFORMACIÓN DE UN PRESUNTO ILÍCITO.

HECHO:

Según se tomó conocimiento por fuente extra oficiales, en el día de ayer 26-11-2018 un funcionario comunal cuyas iniciales del nombre respondería a M. M. habría tenido una discusión con una persona cuyo oficio sería el de remisero.

La lid verbal comenzó debido a que el transportista le retiró al hijo del funcionario una gomera con la que había supuestamente causado daño en bienes de su pertenencia.

Ante esto, el progenitor, quien hace prácticas de artes marciales, lo agredió salvajemente eal hombre que retuvo la honda causándole heridas que habrían (no se pudo asegurar) motivaron su traslado a Rafaela para su atención.

LA CUESTIÓN QUE PREOCUPA:

Si bien este no sería un hecho más de los que a diario suceden en todo el pueblo (desgraciadamente) y que conforme lo que padece Humberto en los últimos tiempos parece éste un “cuento de hadas”, sí preocupa lo siguiente, siempre que se prueben estas hipótesis:

1– la total falta de información de organismos públicos es  sorprende. Según sabemos de fuentes de nuestra confianza que la fiscal de la causa ordenó “se habría legajo sin imputado” y que no se brinde información.

2.- Recordamos que el carácter de imputado de acuerdo al nuevo Código de Procedimiento Santafesino, se adquiere desde el primer momento que se ordenen instancias de investigación  (un legajo lo es) en contra de una persona.

3.- Pero resulta, que la característica del procedimiento  penal de nuestra provincia (público y acusatorio) si bien implica que si es un delito de instancia privada debe ser denunciado para ser perseguido de oficio, al tomar conocimiento la autoridad policial ya es público, más cuando el imputado tiene un “legajo” abierto investigando o resguardando las pruebas del hecho (no existe otro sujeto a quien se le atribuya ese acción presuntamente delictiva). Recordamos a los funcionarios del MPA y de la Policía: LAS ACCIONES PENALES SON DE DOS TIPOS, A SABER:  PRIVADAS (NO ES ESTE EL CASO) Y PÚBLICAS. ESTAS ÚLTIMOS SE DIVIDEN EN  LAS DE INSTANCIAS PRIVADAS QUE REQUIERES DE LA  ACCIÓN PARA TRANSFORMARSE EN TAL Y LA QUE SE PERSIGUE DE OFICIO. PERO REITERAMOS, AMBAS SON PÚBLICAS.

4.- Pero una vez tomado conocimiento la autoridad (directa o indirectamente) se pierde el impedimento para perseguir la acción de oficio. Vale decir es totalmente pública.

5.- Siendo así, sorprende este “manejo” (no imputable a los funcionarios policiales porque cumplen órdenes), lo que lleva a sospechar de quienes se preocuparon por el hecho, que si el funcionario comunal no sería tal, ni tampoco -supuestamente (no lo aseguramos)- el yerno de un conocido médico de la localidad, se hubiera actuado de la misma manera. Sólo dudas.

6.- Ejemplo de trato distinto. Las lesiones leves en accidente de tránsito son también de instancia privada, sin embargo nunca existe reparo en caso de un evento de este tipo de dar información de las personas lesionadas, sin interesar  si se denunció o no. La diferencia de trato es, reiteramos llamativa. O cuando se da seguido a publicidad grezcas entre lavacocoches a veces sin causarse lesiones. Se podrán hacer reserva del nombre en última instancia, pero NUNCA DEL HECHO.

7.-Como siempre dejamos a la prensa oficialista que “arme” el descargo de los involucrados, aprovechando lo que pueda pulirse de esta premisa así se lucen.

Deja un comentario