El Concejo apoya al Intendente y quiere decir “basta” a la inseguridad.

LA FECHA DE LA EXTRAORDINARIA TODAVIA NO ESTA CONFIRMADA.

El Concejo Municipal tomó la decisión en la mañana de ayer de avanzar con la declaración de la Emergencia en Seguridad en nuestra ciudad, dándole un apoyo a la decisión pública tomada por el Intendente. Esta posición política se tomará en una sesión extraordinaria, la cual todavía no está en claro si será convocada por Luis Castellano o por el propio Concejo, si se tratará un proyecto elevado por el Ejecutivo o se modificará la propuesta de Leonardo Viotti -que está en la agenda legislativa para conseguir consenso- o si se incluirá algún otro proyecto más, como por ejemplo, una resolución exigiéndole a la Provincia respuestas en esta materia.
El Presidente del Concejo, Raúl “Lalo” Bonino, quien había convocado a sus pares (sólo estuvieron ausentes Ana Carina Visintini -ver página 10- y Hugo Menossi, de vacaciones), inició la reunión diciendo que la situación de inseguridad “no es exclusiva de ningún barrio ni situación económica, clase social, porque todos pueden ser víctimas de la ola de delitos, coronados por hechos de inseguridad con niveles que nunca se habían dado, inusitados, que pocas veces se habían dado, muchos más graves, en donde la violencia es mucho más fuerte.
Indicó que suscribe la propuesta de la remoción de la policía y de la declaración de emergencia: “hay que darle el apoyo al Intendente porque no solo es el representante de un sector político, sino de toda la ciudadanía. No se puede realizar esta lucha solo, sino en conjunto”. Y apuntó hacia la Provincia: “un gobierno que pareciera desoír a los planteos que se realizan de la ciudad y que no hay ninguna intención a futuro de darle una solución. Hubo repetidos reclamos al Ministro de Seguridad, al Gobernador y hoy vemos que eso que avizorábamos se convirtió en realidad y que podríamos haberlo evitado”.
“Tenemos dos frentes de batalla”, describió: “por un lado, quienes tienen la responsabilidad y los recursos, no dan respuesta. Y por el otro, los violentos, que no respetan nuestra manera de vivir, que no respetan al ser humano que tienen en frente. Como desafío para este Concejo, de la Intendencia y de la ciudadanía, tenemos que enfrentar esto, sabiendo que nos enfrentamos ante algo que es desconocimiento de la realidad, porque cuando vamos a plantear la problemática a la Provincia, pintan que todo es mejor, que ha cambiado. Pero diferente es la realidad, en lo que se ve en los diarios, en los portales, lo que cuentan quienes conocemos”.
En tal sentido, marcó la necesidad de avanzar en un texto en conjunto, entre el DEM y los partidos representados en el Concejo, desatendiendo el escenario preelectoral. “Acá nadie se tiene que destacar, para decirle basta a la delincuencia”, dijo. Esa frase la repitieron casi todos los presentes.
“Nos han negado la institucionalidad, porque nunca pudimos hablar con quien queríamos hablar (Gobernador). Creo que hay que hacer una declaración fuerte. Sé que se rompe un puente, pero es inevitable. Transitamos todos los caminos para llegar a través del diálogo, que nos presenten un plan de seguridad. Pero la gota rebalsó el vaso”, dijo Jorge Muriel, quien reconoció que no avanzó la propuesta de Viotti porque apuntaba a una serie de cosas que se venían haciendo desde el Municipio.
El propio Viotti celebró la decisión del Intendente y admitió que su proyecto podía incluir modificaciones. “La decisión del Intendente es un poco tardía, pero mejor tarde que nunca. Me hubiera gustado un apoyo, que apareciera antes. A través de Corach y Caruso fueron muy críticos a nuestra propuesta. Nosotros estamos abiertos a mejorar. Lo nuestro es un disparador”, dijo y propuso avanzar a partir de ese proyecto, ya sea con una ordenanza o sumarle una resolución que vaya a la Provincia.
Lisandro Mársico propuso incluir en la extraordinaria el proyecto para retener las motos estacionadas sin patentes. Pero Bonino, en reiteradas oportunidades, le dijo que la sesión sería un posicionamiento político y que ese tema podría avanzar en otro momento.
Evangelina Garrappa, a su turno, solicitó tener en cuenta las resoluciones y notas enviadas desde el Concejo a la Provincia -que no recibieron respuestas- para darle marco a la declaración de emergencia.
Silvio Bonafede marcó que “hacer una ordenanza declarando la emergencia en seguridad es como si hiciéramos una diciendo que mañana no puede haber más enfermos. No va a suceder. Tenemos que expedirnos política y claramente hacia la Provincia. Hay que decirle: ‘Lifschitz, recibinos, decinos que vas a hacer y cuál es el plan de seguridad que te pedimos hace años'”.
Marta Pascual, a su turno, solicitó que Jefe de Policía, Fabián Forni, más allá de que fuera relevado por sus magros resultados, tuviera un encuentro con los concejales para que diera su diagnóstico sobre la ciudad. Y al igual que otros, indicó que la Policía solo actúa cuando hay un poder político que así lo ordena.

FUENTE:DIARIO LA OPINION.

Deja un comentario