PENSANDO EN UNA RAFAELA 2031.

Las propuestas y desafíos urbanos pensando en la Rafaela del 2031.

El siguiente es el resumen de las conclusiones finales del Taller Participativo del 17 de diciembre pasado con la presencia del arq. Nicolas Bares en el CCIRR. A continuación, las conclusiones producidas por los grupos de discusión, como síntesis de los discutido y consensuado entre sus participantes. Los temas específicos abordados fueron: la movilidad, nuevos modelos de densidad y el espacio público.

En la presentación de los desafíos urbanos para Rafaela 2031, utilizados como disparador de las discusiones posteriores, el Arquitecto N. Bares se refirió a las nuevas condiciones que buscan las ciudades contemporáneas para mejorar sus performances urbanas. Dentro de este contexto se establecieron las ideas de “ciudad vibrante” para aquellas ciudades que habían conseguido construir una calidad urbana a partir de dotar a sus diferentes áreas de una mixtura de usos y programas que garantiza su utilización plena las 24 horas los 7 días de la semana. Por otro lado, la idea de “ciudad sustentable” para aquellas estructuras urbanas que se desarrollan basándose en criterios de crecimiento sustentable (económicos, sociales y medioambientales).
De aquí surgieron las ideas fuerzas de: Rafaela vibrante y Rafaela sustentable.
Siguiendo estos criterios se buscaron ideas fuerzas para los conceptos desarrollados por cada grupo de trabajo:
Grupo I – Rafaela conectada: Repensar un nuevo sistema de transporte público, más eficiente y equilibrado, basado en un  sistema de ejes y anillos que permita una mayor conectividad para la ciudad.
Grupo II- Rafaela demócratica: Descentralizar los equipamientos de escala, en las diferentes áreas de la ciudad, para lograr “la ciudad se acerque a los habitantes y no los habitantes al centro de la ciudad”.
Grupo III- Rafaela verde: Pensar el espacio público integrado veredas, plazoletas, plazas y parques. Un sistema verde que permita no solo re densificar de acuerdo a las escalas urbanas de lo público, sino sumar a dicho sistema los conceptos de prioridad peatón, bici-sendas y equipamientos.
Grupo IV- Rafaela concreta: Proponer líneas de acción concretas para mejorar las condiciones existentes de las manzanas: revitalización de los centros de manzanas, unificación de lotes, repensar el espacio aéreo no construido.
Grupo V- Rafaela participativa: Las ciudades son organizaciones colectivas y fundamentalmente sociales. Rafaela participativa propone un modelo de toma de decisiones consensuales a través de dispositivos de participación, discusión y consenso para los temas, planes y proyectos de modificación urbana.
Grupo VI- Rafaela sinérgica: La complejidad de los temas que involucra la construcción de la ciudad contemporánea requiere de una mirada transcultural y sobre todo de resoluciones que surgen de una respuesta multidisciplinar de los problemas y sus soluciones. Es imprescindible generar sinergia entre las propuestas para que puedan abordar y resolver varios problemas a la vez: la estructura vial, el espacio público, las infraestructuras como una solución integradora.
Grupo VII- Rafaela compacta: El costo de las infraestructuras urbanas es demasiado alto para densidades bajas y la extensión sin límites (como mancha de aceite) de las ciudades es una de las grandes problemáticas para este siglo. Rafaela posee una gran calidad urbana, paisajista y de infraestructura dentro del casco consolidado de la ciudad. Es imprescindible consolidar los macizos y las manzanas con mayor densidad y compacidad.
Grupo VIII- Rafaela territorial: El mundo actual es una red interconectada, Rafaela territorial plantea un modelo de gestión espacial que excede los límites de la ciudad misma proponiendo un sistema de análisis macro del territorio no solamente para producir relaciones espaciales y de infraestructuras con los pueblos y ciudades próximas sino sobretodo proponiendo un modelo de colaboración entre las partes.
Grupo IX- Rafaela universal: La movilidad es uno de los grandes temas a resolver en la ciudad. La proliferación del transporte individual y la falta de infraestructura cualificada para las diferentes necesidades y modalidades del tráfico y transporte requieren de un sistema universal. Un sistema que permita un corte de carga y de velocidad desde la periferia hacia el centro, una articulación con el transporte público y una prioridad peatón y de sistemas de transportes alternativos.
Grupo X- Rafaela oportuna: Las ciudades intermedias son las que tienen en la actualidad las mayores posibilidades de corregir los desaciertos o malas decisiones tomadas en las últimas décadas respecto al crecimiento y desarrollo de sus estructuras y espacio. Rafaela tiene una oportunidad única porque posee todas las cualidades (económicas, productivas, sociales, culturales y medioambientales) para transformarse en una ciudad modelo del siglo XXI.

FUENTE;DIARIO LA OPINION

 

Deja un comentario