Arabia Saudita ejecutó a 17 personas en doce días por delitos de narcotráfico

Mundo 22 de noviembre de 2022 Por Director
La ONU condenó la reinstauración de la pena capital en el reino monárquico. Y agregó que ya se la aplicaron a 144 condenados en 2022
Screenshot_20221122-234010_Facebook

En medio del fervor deportivo que vive Arabia Saudita por el histórico triunfo de su selección de fútbol ante Argentina en el Mundial de Qatar 2022, la Organización de Naciones Unidas (ONU) denunció que el régimen que gobierna ese país ejecutó a 17 personas en apenas doce días por delitos vinculados al tráfico de drogas.

El régimen del rey Salman bin Abdulaziz Al Saud decretó feriado para para que el pueblo festeje el triunfo y comparta la alegría futbolística por el batacazo de 2 a 1 frente a Argentina ayer. Pocas horas después de la comunicación oficial del feriado, se conoció el pronunciamiento de la ONU condenando la reinstalación de la pena capital para delitos vinculados a las drogas.

Según la ONU, desde el 10 de noviembre la administración penal saudita ejecutó a 17 hombres, tres de ellos el lunes pasado. Así lo aseguró el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que instó al gobierno que lidera el primer ministro Mohammed bin Salman —además príncipe heredero— a reconsiderar su postura.

La reinstauración de este tipo de ejecuciones se dio después del final de una moratoria oficiosa que se extendió por 21 meses. Entre los ejecutados en las últimas semanas había cuatro sirios, tres paquistaníes, tres jordanos y siete sauditas.

De acuerdo a los registros de las Naciones Unidas, Arabia Saudita aplicó la pena capital a 144 personas en 2022. De ellas, 47 fueron ejecutadas por motivos políticos y 56 por asesinato.

“La reanudación de las ejecuciones por delitos sobre estupefacientes en Arabia Saudita es una decisión que lamentamos profundamente, aún más teniendo en cuenta que se produce pocos días después de que una amplia mayoría de los países pidiera en la Asamblea General de la ONU una moratoria mundial de la pena de muerte”, dijo Liz Throssell, portavoz del Alto Comisionado, desde Ginebra.

La vocera explicó que aplicar la pena de muerte por delitos relacionados con estupefacientes resulta “incompatible” con las normas y principios internacionales.

“Pedimos a las autoridades sauditas que adopten una moratoria oficial sobre las ejecuciones relacionadas con delitos de drogas y que garanticen a todos el acceso a un juicio justo, acorde con las obligaciones internacionales”, agregó.

Riad aplicó la pena de muerte a 69 personas en 2021, luego de haber ejecutado a 27 convictos en 2020, según un recuento a partir de fuentes oficiales.

En línea con el comunicado que lanzó la ONU, una ONG dedicada a la defensa de personas que sufren la violación de derechos humanos hizo una dura crítica al primer ministro Mohammed bin Salman y vinculó de manera explícita la creciente vulneración de derechos con el clima mundialista.

“Mientras Mohammed bin Salman estaba sentado junto al presidente de la Fifa, Gianni Infantino, en el partido inaugural, Hussein Abo al-Kheir estaba acurrucado en una celda, aterrorizado de que el verdugo se lo llevara. Hussein, un pobre taxista, fue torturado para que hiciera una confesión falsa sobre el contrabando de drogas”, expresó la ONG Reprieve.

De acuerdo al relato de la entidad, Hussein es un jordano pobre, padre de ocho hijos, que trabajaba como chofer de una acaudalada familia saudita. Tras doce días de torturas, está encerrado “en condiciones brutales” y está perdiendo la visión dentro de la celda.

“El viernes pasado, Hussein le dijo a su hermana que iba a ser trasladado al sector de la prisión donde se llevan a cabo las ejecuciones”, continuó Reprieve, que se sumó así al pedido de liberación que en las últimas horas hizo el Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas. “Puede ser ejecutado en cualquier momento”, añadió.

Además, conectó el final de la suspensión de ejecuciones por contrabando y tráfico de drogas con las últimas novedades en el caso del crimen de Jamal Khashoggi, el periodista saudita asesinado en un hotel de Turquía.

“Estas ejecuciones se producen después de que se hizo oficial que Mohammed bin Salman no enfrentará consecuencias por ordenar el asesinato de Jamal Khashoggi. Cuando los líderes mundiales señalan que el régimen saudí puede matar con impunidad, el príncipe heredero y sus subordinados captan el mensaje y actúan en consecuencia”, sostuvo la entidad.

“Los socios del Reinado deben actuar ya, para salvar a Hussein y detener la matanza”, manifestó Maya Foa, directora ejecutiva de la organización no gubernamental.