Por qué Germán apareció muerto en la montaña al lado del Río Mendoza

Locales 18 de junio de 2022 Por Director
Después de seis meses de buscarlo lo encontraron casualmente dos chicas porteñas. Qué pasó en Polvaredas. Su madre señala a la justicia, su abogado quiere saber si fue un accidente o un asesinato. La historia del enamorado de la cordillera.
CASSINA-1

Dos turistas porteñas hallaron, de casualidad, el cadáver de un joven santafesino a la orilla de un río de la cordillera mendocina. Así se describiría "policialmente" esta reseña. 

Las historias detrás de una muerte violenta se muestran como una precuela de la investigación que sobreviene luego de ocurrido el suceso. El caso de Germán Cassina el joven de 38 años es la situación que ha sacudido a un pueblo de la alta montaña. El domingo 5 de junio el cuerpo del nacido en la localidad santafesina de Rafaela fue hallado en estado de descomposición.

Fueron dos chicas que bajaron al río Mendoza para buscar agua las que encontraron los restos del enamorado de la montaña tal como lo describió su madre Mirta Schvap. A ella la llamaron a la madrugada del lunes 6 desde la comisaría de Uspallata para avisarle del hallazgo casual de las mujeres que hicieron la denuncia. La llamaron antes que se enterara por las redes sociales de que su hijo o lo que quedó de él, había aparecido tras seis meses de espera, angustia y de darse contra la pared, que es a veces lo que parece el Estado, en este caso la justicia.

Qué pasó con Germán

Hasta ahora se daba por sentado que Germán pudo haber desbarrancado accidentalmente desde la ruta 7, en ese punto a 3500 metros del pueblo de Polvaredas a una altitud de 2300 metros sobre el nivel del mar, tal como muestra el video que tomaron los familiares de Germán. 

Pero luego de su aparición, las personas que viven en ese lugar de la montaña mendocina se alarmaron por la muerte del joven que había viajado a participar de un retiro espiritual con una comunidad, de acuerdo a los últimos registros que el mismo Germán les compartió a sus familiares, en especial a su hermano Alejo.

Lo vieron y hablaron con él

"Hay testigos que lo han visto en Polvaredas. Lo han visto con gente del lugar. Por lo tanto estuvo parando allí y tenía una reserva con una comunidad para hacer un retiro. Todo cambia, porque al haber gente que estuvo con él antes, entonces no se entiende por qué no se pidió la búsqueda antes". Es Carlos Aguinaga el abogado de la familia Cassina-Schvap. Desgranó este escenario que rodeó a Germán en sus últimos días de vida. Lo contó al aire de Radio Nihuil, ayer viernes 17, al mediodía a Ricardo Montacuto en el programa de Te digo lo que pienso.

"No son muchas las personas que viven en Polvaredas. Hubo una reunión después que apareció el cuerpo de Germán. Hubo una discusión entre estas personas, es un conflicto que hay que aclarar", avisó el letrado

Hay una sospecha creciente de cómo murió el rafaelino que había llegado un año antes, diciembre de 2019, a Mendoza en busca de cumplir su sueño de contemplar la cordillera cada mañana tomando mate, era su anhelo más profundo según contó Mirta al POST. La desconfianza de Aguinaga se afirma en ¿por qué nadie avisó antes de la desaparición de Germán si había interactuado con gente de aquel lugar cordillerano?

El abogado, de familia abogados y de raigambre demócrata (él mismo ha sido senador provincial), en este caso como representante de la querella, espera el resultado de la necropsia de los restos del joven. Aguinaga piensa y dice: "Germán tiene un golpe muy fuerte en el cráneo que pudo ser el motivo de su muerte. Pero también puede dar otra pista, además de que pudo haberse caído y por el golpe haber muerto, también pudo haber caído muerto y luego golpearse. La médica ya nos anticipó que era posible detectar esto".

De regreso Mirta

Anoche viernes 17, a las 21,19 Mirta, la mamá dolida de Germán, estaba viajando de Mendoza a Santa Fe. Llevaba consigo las cenizas de su hijo, según ella misma confió a este medio. Bajo ese estado ella advirtió que contaría su verdad en base a la experiencia que atravesó en nuestra provincia, lugar que nunca pensó en conocer y menos en estas circunstancias tan tristes.

Ella está convencida que el sistema judicial mendocino la ninguneó desde el momento en que la administradora de la pensión ubicada en la Ciudad, donde se alojaba Germán hasta que viajó a Polvaredas, le llamó y le dijo que su hijo hacía un mes que se había ido y que debían retirar sus pertenencias a la vez que le pidió permiso para denunciar una averiguación de paradero.

Desde ese día de enero fue un peregrinar de la mujer para que encontrar a Germán ya que su último contacto fue el 8 de diciembre. "Manito me levanté a las 7 de la mañana, me duermo una siesta y te llamo", le dijo a su hermano es miércoles de diciembre de 2021. A partir de ahí no supieron más nada del estudiante de Microbiología y experto en Bitcoim, la criptomoneda, conocimiento que le dio la posibilidad de sostenerse durante la pandemia en Mendoza dando asesoramiento a través de las redes sociales, es uno de los aspectos destacados por Mirta en su recuerdo.

Al llegar a Mendoza en diciembre de 2019 encontró trabajo en el supermercado de la cadena Átomo de Tupungato hasta que se inició la pandemia y la cuarentena. Su idea era prepararse para hermanarse con la cordillera y en ese lapso pandémico les iba contando a sus familiares de Litoral los contactos que iba realizando para instalarse lo más cerca de la montaña.

En su relato intentó ser ordenada y centró su recuerdo en que ni bien pudo vino a Mendoza para empujar la búsqueda.

"Viajamos urgente a Mendoza y nos entrevistamos con el ministro de Seguridad que nos ofreció toda su ayuda. Con la Fiscalía nos costó mucho, estuvimos ocho días, la fiscal a cargo no nos recibía porque el fiscal (Gustavo) Pirrelo (titular de la causa) estaba en feria. Lo subrrogaba la fiscal Lazo que me echó, me maltrató. Pirrelo jamás me atendió el teléfono durante estos seis meses, jamás escuché su voz hasta que me entregó a mi hijo muerto", narró con voz gastada y angustiante.

Se hizo conocida en las redes sociales, en especial por Facebook pidiendo auxilio para encontrar a Germán. Grupos de usuarios amantes de la montaña replicaban su pedido. La mujer amplió su mirada y dejó ver cómo también nos ven desde otros extremos del país.

"A mi hijo jamás lo buscaron. Solo me mentían. Es una prueba más de la ineficacia de la seguridad en Mendoza con las personas desaparecidas y por eso hay tantas personas que desaparecen allí", concluyó.

Fuente: Mendozapost

Te puede interesar